Tan solo para el mes de Septiembre la entidad ya había firmado el 55% de los contratos de rénting con particulares, donde alcanzo a comercializar 2.000 vehículos Mini mientras que en noviembre vendió Toyota, convirtiéndose en uno de los principales vendedores de coches en el país.

Y para mantenerse en sintonía con todos esos cambios de hábitos que viene experimentando los consumidores, quienes buscan cada vez más flexibilidad, CaixaBank de la mano de su director Juan Antonio Alcaraz La Caixa, ha realizado una apuesta con la que se encuentra decidida a popularizar el rénting de vehículos para sus clientes. De este modo y desde el 2018, el banco ha firmado más contratos de rénting con particulares (55%) en comparación con empresas (45%), donde el segmento que había sido más empleado de manera tradicional era la fórmula de financiación.

El rénting de vehículos se ha venido extendido dentro del sector financiero, pero en ello CaixaBank ha ido un paso más allá al firmar de un modo directo acuerdos con quienes son los fabricantes de automóviles, aliándose para vender durante un determinado plazo alguno de sus modelos en toda su red de oficinas.

Un ejemplo de ello, fue que en septiembre los empleados de CaixaBank alcanzaron a vender en muy pocos días unos 2.000 coches de la marca Mini. El éxito de esta campaña comercial quedó reflejada perfectamente dentro de las estadísticas oficiales. De acuerdo a los datos de la DGT que fueron recopilados por Faconauto, que es la patronal de asociaciones de concesionarios, durante el mes de septiembre las ventas de Mini vivieron un repunte de un 88,5% en España si se comparan con el mismo mes durante el año anterior.

Tratándose de la marca Mini, este fue el modelo que mas se vendio en el mes, representado en 1.853 unidades, donde dicha cifra equivale a una quinta parte de todas las ventas realizadas por la marca en el transcurso del año hasta septiembre que fueron 9.878 coches. Mini, no siempre se encuentra en el top 10, pero durante ese mes logró vender una cifra de vehículos similar a la de Renault Megane, Volkswagen Golf y Seat Leon.

Durante el mes de junio antes del verano, las oficinas de CaixaBank ya habían vendido alrededor de 2.400 Seat Arona, mientras que en marzo, se dieron a la tarea de colocar 2.000 unidades del Ford Kuga. En ese mismo mes también se vendieron 2.000 coches de un modelo de Lexus a clientes del segmento más alto y, mientras que en noviembre, el vehículo que más fue elegido en todas sus sucursales fue el Toyota CH-R, del que también se comercializarán otras 2.000 unidades. Con todas estas acciones comerciales, el banco logró vender más de 10.000 coches de manera directa en sus oficinas.

Sin embargo, la cifra total de contratos de rénting de automóviles es mucho más alta. De este modo, entre enero y septiembre CaixaBank comercializó bajo dicha fórmula de financiación 15.000 vehículos, cifra que equivale a una cuota de mercado del 7%; del 18% en número de clientes.

Dejar un comentario