Cuando se trata del cuidado del medio ambiente, esta es una responsabilidad que nos compete a todos, y aunque nos parezca un tanto complicado, es más sencillo de lo que esperamos. Por medio del uso de los transportes alternativos, podemos cuidar el medio ambiente. Existen alternativas y trucos pequeños con los que podemos hacer nuestra vida diaria sin perjudicar, o lo menos posible a nuestro entorno.

Caminemos

No usar algún tipo de transporte es la manera más efectiva cuando se trata de no emitir gas contaminante, a fin de no contribuir con el efecto invernadero. Una caminata se puede conformar como parte de nuestro ejercicio cardiovascular diario. De esta manera ayudamos al medio ambiente, y también nos pondremos en forma mejorando nuestra salud en general. Para iniciar nuestra contribución, podemos hacerlo a la vuelta del trabajo, dando un paseo más largo, aprovechando de comprar algunas cosas para preparar la cena o quizás pasar por algún parque para despejarnos.

Nuestra amiga la bicicleta

Ir en bicicleta nos permite ir más rápido que a pie y es un medio de transporte que nos ayuda a despejar la mente reduciendo el estrés que se acumula luego de una larga jornada laboral. En la actualidad, podemos encontrar en el mercado la que más se ajuste a nuestros gustos, de seguro podemos encontrar el modelo adecuado a nuestras necesidades. Se tiene la posibilidad de seleccionar una bicicleta eléctrica o acudir a un servicio de alquiler de bicicleta público, ello nos ayudará a no gastar tanto, pero además a no tener que buscar un sitio donde dejar nuestra bicicleta ya que existen gran cantidad de puntos de aparcamiento esparcidos a lo largo de la ciudad.

Ir en transporte público

En la actualidad podemos encontrar incluso en los lugares más recónditos una red de transporte público bastante buena. De este modo, tenemos la posibilidad de elegir entre usar el metro, el bus o tren, incluso combinarlos entre sí.

Una buena alternativa es compartir coche

Con esta propuesta se puede ahorrar tanto carburante, como las emisiones que se producen con tan solo compartir coche. Posiblemente de manera constante coincidimos con algún compañero de trabajo que realice el mismo trayecto que nosotros, aunque también podemos hacer uso de alguna de las muchas plataformas que existen en internet a fin de descubrir qué personas hacen el mismo trayecto, y de este modo compartir el coche, así estaremos reduciendo el número de coches en la carretera, así mismo podemos minimizar las emisiones de CO2, y con ello mejorar la circulación llegando más rápido al trabajo, incluso podremos levantarnos más tarde.

Usar coche, patinete o motocicletas eléctricas

Los coches, patinetes y motos eléctricos como sabemos, suelen contaminar menos que si se tratara de uno normal. Del mismo modo, este cuenta con una recarga menos costosa que si se usara carburante. Y si además los podemos compartir, entonces eso sería perfecto.

Ahora ya tenemos presente algunas de las maneras que tenemos a nuestro alcance para cuidar el medio ambiente por medio de los transportes alternativos, todo dependerá de tu selección al concienciarse y comenzar.

Dejar un comentario