Desde hace un tiempo, Volvo se ha convertido en un referente a la hora de que países como Gran Bretaña, España y Bélgica, se encuentren en los primeros lugares como referentes en las estadísticas de ventas de sus autobuses híbridos. Tales vehículos se han registrado desde 2010 con ventas por más de 4.000 unidades para clientes en unos 23 países alrededor del mundo.

Es conocido que el mercado principal de los autobuses híbridos de Volvo es Gran Bretaña, lo cual le supone casi la mitad de sus ventas totales. Durante los últimos años, esa demanda se ha incrementado notablemente en otros países sobre todo en Bélgica y en España, donde los clientes pertenecientes al mercado español han realizado inversiones en más de 300 autobuses híbridos de Volvo, de los cuales, 120 solo fueron durante el año pasado. En el caso de Suecia, Volvo Buses ha logrado vender más de 200 autobuses híbridos en ciudades como Gotemburgo, Sundsvall, Nässjö, Värnamo y Kungsbacka.

En referencia a los híbridos de Volvo

Estos son autobuses que son denominados híbridos totales debido a que funcionan sin generar emisiones de escape y con electricidad desde que se encuentran parados hasta que llegan a alcanzar los 20 km/h y también cuando el autobús logra detenerse en la parada. Luego de que llega a superar dicha velocidad, se encarga de la propulsión un pequeño motor diésel. Para estos vehículos el consumo de combustible y las emisiones de CO2 se presentan en un 40% inferiores a los valores que se registran con un autobús diésel comparable.

Muy distinto a los híbridos enchufables y a los autobuses que son totalmente eléctricos, los híbridos de Volvo no necesitan de alguna infraestructura especial pues sus baterías son cargadas a bordo del vehículo con la energía que se genera a través del frenado del motor. Ello se traduce como que estos autobuses híbridos pueden ser utilizados en cualquier ruta, bien sea en operaciones urbanas, como también en los suburbios. Desde el punto de vista de la capacidad, este este tipo de autobús ofrece una importante flexibilidad pues se pueden encontrar disponibles en la configuración de 12 metros convencional, pero también en modelos articulados y autobuses de dos pisos.

Marie Carlsson, quien es la directora de soluciones de movilidad eléctrica de Europa en Volvo Buses señala que: «Al mismo tiempo que aumentan las ventas de nuestros autobuses híbridos eléctricos y totalmente eléctricos, también vemos una demanda estable de los modelos híbridos. La combinación de propulsión eléctrica a bajas velocidades y en las paradas, el buen rendimiento energético y la importante flexibilidad los convierte en una alternativa especialmente atractiva para ciudades tanto grandes como pequeñas”.

Gama de autobuses electrificados de Volvo

Híbridos eléctricos: Volvo 7900 híbrido eléctrico, Volvo híbrido eléctrico de dos pisos (B5LHC). Autobuses híbridos eléctricos que funcionan con electricidad en la mayor parte de la ruta. Equipados con baterías, un motor eléctrico y un pequeño motor diésel. Las baterías se cargan tanto durante el frenado del motor como a través del sistema de carga rápida ubicado en ambos finales de la ruta. Ahorran hasta un 60 por ciento más de energía que un autobús diésel de similares características.

Autobuses eléctricos: Volvo 7900 eléctrico. Autobuses eléctricos que funcionan íntegramente con electricidad. Estos autobuses están equipados con un potente paquete de baterías y un motor eléctrico. Las baterías se cargan mediante el frenado del motor y a través del sistema de carga rápida ubicado en ambos finales de la ruta. Ahorran hasta un 80 por ciento más de energía que un autobús diésel de similares características.

Dejar un comentario